Los 3 pasos que debes seguir para montar tu negocio de coaching personal

Fotografía de una calculadora

Este post ha sido escrito por Rosa Pérez (gestora de David Alonso): Graduada social con 18 años de experiencia en el sector y despacho en Reus.  Asesoría y gestión fiscal, contable y laboral. rosaperez@gestimax.net.

Una vez tienes claro que te apasiona tu trabajo como coach y que quieres que sea tu manera de vivir, se plantean muchas preguntas. Por ejemplo:

¿Cuándo es el momento de legalizar mi situación? ¿Cuáles son las gestiones o previsiones que tengo que tener en cuenta? ¿Cuáles son los tiempos que necesito saber? ¿Qué obligaciones fiscales tendré?

Pues bien el momento legal para constituirte como empresa es en el que inicias la prestación de servicios: ya sea para empresas, particulares, empieces a generarte una campaña de publicidad o generes tu primer servicio como coach.

Existen falsos mitos que dicen que es a partir de una facturación mínima o a partir de 3.000 €… No es cierto. El momento es la venta 1.

Los pasos a seguir son:

1 – Valorar si tienes prestación de desempleo

Si puedes demostrar que necesitas hacer inversión, el Servicio Público de Empleo de España te ofrece la posibilidad de capitalizar tu paro y cobrarlo en pago único. O bien las cuotas por desempleo podrían ir a pagar tus cuotas de autónomo y así ayudarte a no tener que desembolsar mes a mes la cuota.

2 – Dar de alta la actividad económica en la Agencia Tributaria

El epígrafe correcto para la actividad de coaching, es el epígrafe 777, que corresponde a profesionales especialistas en asuntos de personal, orientación y análisis profesional.

Esta alta se realiza en el modelo 036/037 de Hacienda dependiendo sea sociedad o persona física. Asimismo, tienes que tener en cuenta que te genera obligaciones fiscales como empresa o Persona Física, a niveles de IVA e IRPF que tendrás que declarar trimestrales.

Igualmente, a partir de aquí, estarás obligado u obligada a presentar la Declaración de Renta anual en los meses de abril a junio.

Ejemplo

En un servicio emitido a una empresa o autónomo emites factura por importe de 2.500 €, esta factura tendría el siguiente desglose:

Concepto: Servicios prestados a la empresa X en el programa Y

Base: 2.500€
IVA 21%: 525€
Retención: 15% -375€
Total: 2.650€

El líquido real que se cobraría sobre la factura sería de 2.650€, pero tendrás que prever que el IVA (525€) es un pago que trimestralmente tendrás que liquidar a la Agencia Tributaria, en el modelo 303 y que el IRPF que has restado en tu facturación lo tendrás a cuenta de su Declaración anual de Renta, ya que te lo ha retenido dicha empresa y lo ha ingresado por ti en Hacienda.

De este IVA que resulta a pagar podrás deducirte (descontar) el IVA de todos los gastos que como autónomo profesional puedas soportar; tales como materiales de oficina, telefonía, informática, la asesoría o gestoría, alquileres de despachos y todos aquellos gastos que tengan su razón de ser en la realización de la actividad económica.

Toda factura debe contener los datos completos tanto del emisor como del receptor: nombre completo, NIF, dirección, fecha de emisión y numeración de factura, que deberás emitir de manera correlativa en fecha y número.

En la facturación a un particular, hablamos del mismo modelo de factura, eliminando la obligación a retener IRPF.

3 – Darte de alta de Cotización en la Seguridad Social

La base de cotización mínima para 2016 es de 893,10 €, con un pago mensual mínimo de 266.14€.

De todas formas por nuevas normativas, se han aprobado las tarifas planas en las cuotas de nuevos autónomos, existiendo en inicio cuotas mensuales de 50 € para algunos colectivos de edad, exigiendo que en 5 años anteriores al alta no hayan realizado ninguna actividad por cuenta propia.

Te toca

¡Espero te haya sido de utilidad para lanzarte a este apasionante reto que es ser coach personal! ¿Tienes preguntas? Déjalas en los comentarios.

About The Author

David Alonso

Mentor de Coaches, Master Trainer en Coaching por Valores y Experto en Coaching Personal. Mi misión es ayudar a otros Coaches proporcionándoles herramientas que les permitan tener mayor seguridad con sus clientes y poder vivir cómodamente como Coaches Personales.